2002: Fallece Dolores Olmedo, destacada promotora cultural y coleccionista de arte mexicana

María de los Dolores Olmedo y Patiño Suárez nació en la Ciudad de México el 14 de diciembre de 1908, época en la que se gestó la Revolución Mexicana. Acontecimiento armado con el que tuvo que lidiar la promotora cultural y su familia. 

De acuerdo con el portal del Museo Dolores Olmedo, la también coleccionista ingresó a la Universidad Nacional de México, donde estudió durante dos años Leyes y más tarde cursó una carrera artística en la Academia de San Carlos. 

Comenzó a acercarse más al arte cuando conoció al muralista Diego Rivera (1886-1957), en 1928. Desde entonces, el pintor, realizó alrededor de 27 dibujos al desnudo de Olmedo. 

Poco después, la promotora cultural conoció al periodista británico Howard Phillips (1890-1937) cuando trabajaba en la revista Mexican Life, con quien se casó, sin embargo, los datos de su matrimonio y su separación no son exactos. 

Olmedo convivió con muchos intelectuales de la época, miembros del grupo de los Contemporáneos como los poetas Salvador Novo (1904-1974) y Xavier Villaurrutia (1903-1950); los filósofos José Vasconcelos (1882-1959) y Antonio Caso (1883-1946); los músicos Julián Carrillo (1875-1965) y Manuel M. Ponce (1882-1948); y los pintores Joaquín Clausell (1866-1935) y Alfredo Ramos Martínez (1871-1946), entre otros.

Más tarde, fundó una compañía de construcciones en el municipio de Naucalpan, Estado de México, en la que tenía 40 hornos de ladrillo. 

Con el paso del tiempo se asoció con Heriberto Pagelson, quien tenía una industria similar, y ambos fundaron la Industria Cerámica Armada. 

En la empresa vendían materiales para las principales constructoras de México, debido al éxito y la gran demanda que tuvieron pudieron formar una nueva empresa llamada Compañía Inmobiliaria y Constructora, una de las principales empresas contratistas al servicio del Gobierno Federal. 

Años más tarde, con la muerte de Frida Kahlo en 1954, Rivera y Olmedo se volvieron más unidos, y en 1955 con la autorización del pintor, Olmedo comenzó a comprar su obra y la de su esposa. 

Alrededor de 50 obras fueron adquiridas por Olmedo, a la muerte del muralista en 1957, se convirtió en directora de los museos Frida Kahlo y Diego Rivera-Anahuacalli. 

A mediados de los 60, Olmedo fue designada Presidente del Comité Técnico del Fondo de Diego Rivera, instaurado por el Banco de México y también se convirtió en directora vitalicia de los museos Diego Rivera y Frida Kahlo. 

Ocupó distintos cargos en el Departamento del Distrito Federal de aquel entonces, y en el ya conformado Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); además fue coordinadora general del Consejo Nacional de Turismo, entre 1963 y 1965. 

Así comenzó a montar exposiciones de arte mexicano tanto en México como en el extranjero, especialmente por Europa, siendo esta actividad la que le diera la título de promotora cultural de las tradiciones y costumbres mexicanas. 

A partir de 1958, Olmedo empezó a realizar grandes ofrendas para la celebración del Día de Muertos que después fueron características del museo que lleva su nombre. 

Para 1972, la promotora cultural contaba con una colección de 800 piezas arqueológicas mesoamericanas, así como muebles coloniales y distintos objetos que conformaron una amplia colección compuesta de arte popular de todo el país. 

Olmedo compró el casco de la Hacienda de la Noria, en Xochimilco, al sur de la ciudad, construcción que data de fines del siglo XVI, a donde se mudó y el 17 de septiembre de 1994 estableció el Museo Dolores Olmedo. 

En el recinto montó sus colecciones de pintura prehispánica y popular, además anualmente ponía las tradicionales ofrendas del Día de Muertos dedicada a importantes figuras de la cultura nacional. Esta actividad mantiene vigencia en la actualidad. 

A los 93 años Dolores Olmedo murió dejando un vasto patrimonio tanto cultural como artístico para la posteridad.

 

Recuperado:

https://www.elsiglodetorreon.com.mx


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados